Hombre con traje

Llegado el día, este hombre eligió su mejor traje, y salió de casa.
Es posible que desde joven tuviera presente uno de los consejos de su madre: que la pulcritud en la vestimenta era importante, independientemente del lugar al que se fuese. 
Quizá luego, vestir de traje le fue común en días de trabajo y ocasiones especiales, como bodas, funerales, bautizos o cuando se intenta poner a salvo la vida.
Es extraño (y desgarrador) ver a una persona con ropa formal en medio de un campo de siembra; máxime cuando se huye de una guerra, y se prevé que se pasarán noches a la intemperie, madrugadas con frío y tardes con bochorno, antes de llegar a un refugio donde se pueda sentir algo de paz.
*Refugiado sirio, intentando cruzar por Hungría, para llegar a Austria, el 8 de septiembre de 2015.
(Fotografía captada del Telediario matutino de Radio Televisión Española. 9.09.2015, en su versión en video).






El médico Mireles


Ayer pensé en el precio que debe pagar quien intenta hacer algo por los demás.
Pareciere que es más fácil y conveniente callar, aunque ello signifique solapar o ser comparsa de la atrocidad.
Como muestra un botón: el líder de los autodefensas José Manuel Mireles Valverde, quien en su momento fue icono de fuerza e integridad en Michoacán, México y el mundo (los medios de comunicación nacionales e internacionales daban cuenta de cada uno de sus pasos), al ponerle nombres y apellidos a quienes asolaban la entidad.
Empero, hoy día sigue preso en el penal de Hermosillo, Sonora -desde el 30 de junio del año pasado- cada vez más triste y enfermo. Incluso, "moviéndose" en silla de ruedas por la inflamación de una hernia.
El hijo de Fausto Vallejo salió libre, pese a estar acusado de delitos más delicados de los que se atribuyen a Mireles Valverde.
Un hombre con virtudes y defectos, como tú y como yo, quien no obstante exponer su vida y libertad por una causa social, ha sido injustamente abandonado a su suerte.